¡Pensada para amantes de la papelería y los viajes!

7 razones para seguir enviando cartas y postales

¿Cuántos e-mails recibís por día en tu correo? ¿50 y la mitad son spam? Ya no das abasto en responder y en recibir notificaciones...En cambio, te preguntaste alguna vez ¿Cómo sería volver a recibir una carta en tu buzón? 📬


Pensar que alguien que te quiere fue capaz de tomarse el TIEMPO –ese que hoy nos parece tan escaso- para elegir el papel, pensar las palabras, escribir de puño y letra lo que quiere decirte, tachar, preparar el sobre y enviarlo desde la oficina de correo más cercana.


Llamame nostálgica si querés o retro pero a mí lo analógico (sin despreciar el avance tecnológico que tanto nos ha ayudado en muchas cosas) me sigue enamorando.


Te comparto mis 7 razones aunque seguro hay algunas más! Porque no quiero dejar de encontrarme con correspondencia cada vez que vuelva a mi casa después de un viaje. Y quiero que alguien reciba una postal desde algún lugar lejano y sonría. 


7 razones para seguir enviando cartas y postales


1) Son mucho más bonitas que los e-mails


En las cartas y las postales sentís la sorpresa al recibirlas, la textura del papel, la caligrafía de la persona y los kilómetros que viajaron para llegar. Podés agregar cosas que no se adjuntan a un e-mail: dibujos, flores secas, tickets, etc.


2) Sirven para decorar tu hogar


Podés pinchar las postales en una plancha de corcho o pegarlas en las ventanas de tu oficina o casa. Otra opción es enmarcarlas como cuadros para decorar tus paredes.




3) Hay pocas cosas tan satisfactorias como comprar papel nuevo para escribir


¡Qué mejor lugar que la sección de papelería de las librerías! Podés elegir el tamaño del papel, los colores, las texturas, los sobres y los sellos.


4) Algunas cosas son mejor dichas en papel


¿Extrañás a esa persona especial? ¿Te equivocaste y le querés pedir perdón? ¿O decirle simplemente gracias por estar en tu vida? Probá decírselo a través de una carta o postal como hacían nuestros abuelxs (o padres).






5) La lentitud del correo es proporcional al tamaño de la sonrisa de quien la recibe


La lentitud es la mejor parte. Porque los tiempos son otros, recibirlas demora días, incluso semanas y hasta meses...nada parecido a la instantaneidad de la web. ¡No apto para ansiosxs!


6) Podés viajar sin moverte de tu casa


Podés coleccionar estampillas de distintos lugares del mundo sin salir de tu casa. La filatelia puede ser un gran pasatiempo para chicxs y grandes.


7) Es una práctica en peligro de extinción


Porque no quiero que esta tradición se pierda. Para luchar contra esa velocidad que pretende marcar nuestras vidas. Y porque tienen el encanto de haber venido desde lejos.


¡Si te gustó este post te invito a leer los demás artículos haciendo clic acá!

Mi carrito